¿De dónde vengo?

Nací y me eduqué en Santiago de Chile, imbuida en un ambiente familiar absolutamente sudamericano. Tengo, sin embargo, algunos recuerdos muy nítidos de instancias en que la mera imagen de un arrozal, por ejemplo, o el profundo deseo de volar y trasladarme a otros lugares, como también la viva imagen de un embarcadero antiguo con pequeños botes, uno al lado del otro, me hablan de reminiscencias provenientes de algún otro ‘espacio y tiempo’ que me sigue acompañando. Occidente y Oriente han estado en mí. Sin duda, fueron estos registros los que me indujeron al interés por los idiomas, herramienta inicial y primordial en mi camino en la búsqueda de otros pensamientos, otras formas y otros ‘sentires’ que de alguna manera necesitaba que me condujeran hacia un entendimiento de esta existencia nuestra. “El que busca encuentra”, me dijo una vez un querido amigo, hermano y compañero de camino. Yo poseía las alas de mi alma y, luego, los idiomas me facilitaron las alas materiales para dar paso a esa búsqueda. Año tras año fueron llegando las personas, los lugares, las inspiraciones y el apoyo necesarios, los que unidos a la juventud y la osadía fueron el vehículo esencial para salir a la vida.

¿Qué me motiva e impulsa?

Con los años han llegado los compañeros y maestros vestidos de naranjo, negro, burdeo y dorado; colores que representan los aprendizajes que han pintado mi vida, ayudando a conformar aquello que hoy comparto a través de mi actividad terapéutica. El Yoga ha sido un pilar indispensable para el contacto con mi cuerpo-mente, mi alma y mi energía. El Buda fue una de mis primeras ‘revoluciones’ internas, Él y su biografía me brindaron un impulso sin igual, un ser de carne y hueso que logró responder esa inquietud esencial sobre nuestra razón de ser, nuestro existir. Se suman a él mis otros ídolos: “Bapu” (Mahatma Gandhi), “Kundun” (Su Santidad el XIV Dalai Lama) y “Dada” (Nelson Mandela).

Agradezco

A mi familia y amigos por su generosidad, comprensión y compañía. Agradezco a mis parientes, mis mascotas preciosas y adorables, mis compañeros de trabajo; Les y Joel, de quienes aprendí desde su presencia profesional y personal. Todos, sin excepción alguna, son parte de mí. Mención especial tiene Paramahansa Swami Satyananda, quien con su gran visión, expandió el Yoga más allá de fronteras como una poderosa ciencia de bienestar y evolución humanos, instituyéndolo, incluso, como parte del tratamiento de la salud mediante la Yogaterapia. Agradezco profundamente a todos mis maestros, mis impulsores, mis ejemplos, mis inspiraciones, desde antes, ahora y más allá: Harada Tangen Daisetzu Roshi, mi padre en el Dharma; Patricio Goycoolea, Jiku; Jian Hua Wang Chang, Kin; Sensei Gudo Wafu Nishijima; Ven. Kushok Paljor La; Ven. Tashi La; Swami Ekananda; Swami Ananda y la Madre; Swami Digambar; Swami Shankardev; Swami Kaivalyananda; Myotai Sensei; Daniel Terragno; Aryun; Harold y Sergio. Con gusto comparto este sentir, con gusto comparto el conocimiento que he adquirido con todos quienes busquen conectarse con su interior, restablecer y mantener su Armonía y Equilibrio, junto con experimentar Bienestar y Sanación.

María Elena Donoso

TerapiasMED puede ayudar a:

  • Personas en un estado de debilidad física y orgánica
  • Personas que buscan recuperación a nivel emocional y energético (que sufren de estrés, desórdenes emocionales, etc.)
  • Personas que precisan recuperar y mantener su sistema inmunológico
  • Personas con dolencias y enfermedades manifiestas (diabetes, hipertensión, colon irritable, cáncer, etc.)
  • Personas que se encuentran en procesos pre y post-operatorios
  • Personas con limitaciones físicas

¿Cómo reservar una hora?

  • * Contáctame directamente vía Whatsapp o llamándome al número: +569 9380 2715 (atención más expedita).
  • * Contactándo el número fijo de mi consulta +562 2761 3635
  • * Puedes escribir al correo: info@terapiasmed.cl